Cómo trabajar para generar satisfacción en el candidato

 

Por Olga | Publicado en Buenas prácticas, General, Profesionales de Rrhh

Uno de nuestros objetivos como reclutadores es atraer el mejor talento a la empresa y gestionar las vacantes en el tiempo adecuado y siempre pendiente del “budget”, es decir, no aumentar demasiado los costes en selección de candidatos pero, ¿nos preocupamos de la satisfacción del candidato durante el proceso?

 

 

 

Todo profesional de recursos humanos debe buscar el equilibrio entre la consecución de los objetivos, especialmente en selección, intentando atraer a los candidatos con mayor potencial y talento a la organización, y además que su trabajo genere la mejor experiencia al candidato.

Todas las acciones que ponemos en marcha, el contacto con los candidatos, es la imagen de la marca, el reclutador es la imagen de la empresa para el candidato, y todo aquello que hagamos durante el mismo, puede marcar la experiencia que tenga el candidato y la opinión que se cree de la empresa.

Por eso, no basta sólo con trabajar la imagen de marca empleadora sino que todos los profesionales que represantan a la marca sean ejemplo de los valores que queremos trasmitir y causen el mejor impacto posible en el candidato.

La imagen que se ofrezca al candidato durante el proceso puede afectar a su decisión de incorporarse o no a la empresa, mantenerle informado de los siguientes pasos, generar expectativas adecuadas sobre el proceso de selección, explicar y aclarar posibles dudas, dar una visión clara de lo que se espera del candidato a incorporar en la posición a cubrir…

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta pero una de las premisas clave es tener en mente, como uno de nuestros objetivos, ofrecer al candidato la mejor experiencia durante el proceso. No siempre el candidato será el finalista o se incorporará pero la imagen que se cree de nuestra marca en el proceso, puede que no cambie y no siempre tiene que ser positiva.

Además, es importante poder contar con la opinión del candidato en el proceso para saber y conocer su grado de satisfacción y para ello, podemos emplear diferentes herramientas, algunas diseñadas ad hoc para nuestra empresa o sencillas, como una encuesta de satisfacción remitida al candidato por email.

El coste de tener mala reputación de marca trasmitida durante un proceso de selección mal gestionado, puede ser más alto de lo que nos gustaría y puede repercutir a la opinión que futuros candidatos tengan de nosotros antes de aceptar una oferta para incorporarse a nuestra organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento